El cuidado de las encías en los niños

El cuidado de las encías en los niños. Dentista en Oviedo

Cuidar las encías no se limita únicamente a los adultos; mantener una atención constante en la salud de las encías en niños y adolescentes resulta crucial para prevenir futuros problemas más serios en sus vidas. A menudo, al pensar en la salud bucodental de los más jóvenes, se centra la atención en sus dientes y en la caries, que es la enfermedad más común en esta población. No obstante, dentro de la cavidad oral existen otros tejidos igualmente esenciales, como las encías, cuyo cuidado es tan relevante como el de los propios dientes.

¿Cómo cuidar las encías en los niños?

Cuando se trata de la salud bucal de los niños, tendemos a centrarnos únicamente en la prevención de las caries dentales, olvidando que en la cavidad oral existen otros tejidos que también necesitan atención. Es importante reconocer que la mayoría de los problemas relacionados con las encías en adultos encuentran su origen en la infancia y adolescencia, subrayando así la necesidad de enfocarse en la educación en salud desde temprana edad.

Es fundamental destacar que el sangrado de las encías en niños, al igual que en adultos, no debe considerarse como algo normal. En realidad, este sangrado actúa como una señal de alerta que indica posibles problemas en los tejidos de soporte de los dientes.

Dado que la cavidad oral en los niños experimenta cambios continuos desde el nacimiento hasta la adolescencia, se hace esencial mantener una vigilancia constante sobre la salud de las encías. Esto contribuye a prevenir y abordar de manera temprana cualquier afección que pueda surgir, como gingivitis o periodontitis.

La educación más efectiva para los niños proviene del ejemplo establecido por los padres y/o cuidadores principales. Transmitirles la importancia de cuidar tanto sus dientes como sus encías desde una edad temprana brinda la mejor prevención posible para evitar el desarrollo de problemas periodontales en la etapa adulta.

¿Qué enfermedades de las encías pueden padecer los niños y adolescentes?

Las afecciones más comunes que afectan a las encías en niños y adolescentes son la Gingivitis por placa bacteriana y la Gingivitis necrotizante.

  • La Gingivitis por placa bacteriana es, indudablemente, la afección periodontal más habitual en esta población joven. Se origina generalmente debido a la acumulación de placa bacteriana, a menudo consecuencia de una higiene oral inadecuada. Esta acumulación provoca la inflamación de las encías, que se tornan enrojecidas y propensas a sangrar en caso de padecer gingivitis.
  • La Gingivitis necrotizante se manifiesta con mayor frecuencia durante la adolescencia, especialmente en períodos de estrés, como épocas de exámenes. A diferencia de la mayoría de las gingivitis, esta variante cursa con dolor, un síntoma poco común en estas condiciones. La causa subyacente de esta afección radica en una higiene oral deficiente, a menudo combinada con situaciones de estrés.

Como padres, estar conscientes de estas posibles afecciones y fomentar hábitos de higiene oral adecuados, así como gestionar el estrés, resulta esencial para preservar la salud de las encías de tus hijos durante la infancia y la adolescencia

¿Cómo mantener sanas las encías de tus hijos?

  1. Familiarízate con la exploración de las encías de tus hijos: La salud bucal abarca tanto los dientes, de color blanco, como las encías y mucosas, de tono rosa.
  2. Reconoce una encía saludable: Las encías en buen estado presentan un color rosa, firmeza y una conexión firme con los dientes. En contraste, un cambio en su color, pérdida de firmeza y sangrado indican un problema de encías.
  3. El cepillado es fundamental: Transforma el acto de cepillarse en un juego divertido junto a tus hijos, recordando que es necesario cepillar los dientes al menos dos veces al día. No olvides incluir la lengua en este proceso.
  4. Atención adicional si tienes periodontitis: Si tú mismo padeces periodontitis, es crucial prestar una atención especial y vigilar de cerca la salud de las encías de tu hijo, ya que esta enfermedad tiene una componente genética relevante.
  5. Programa revisiones regulares: Lleva a tu hijo a revisión con el dentista u odontopediatra cada seis meses para asegurarte de que su salud bucal esté en buen estado y para prevenir posibles problemas a largo plazo.

Esperamos que este post os ayude a mantener la salud de las encías de tus hijos en buenas condiciones. Clínica Bousoño Vargas, somos tu Dentista en Oviedo. Formamos parte de Clínicas W y aplicamos el método Slow con nuestros pacientes.  No dejes que lo barato salga caro, cuida tu boca y elige de forma adecuada en qué manos te pones. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 984 283 555.